Por Luis Mendoza

lmendoza@cronica.com.ar

En una entrevista con "Crónica", la diputada nacional y líder del GEN, Margarita Stolbizer, puso paños fríos a la relación política con Sergio Massa y adelantó que las decisiones sobre alianzas electorales para las elecciones de renovación legislativa recién se adoptarán el año próximo.

"No estamos pensando en alianzas electorales por ahora. Y no debemos decir qué tiene que hacer Massa", dijo, con lo que relativizó sus recientes expresiones sobre que se encuentra políticamente más cerca de Massa que de Mauricio Macri, estirando la definición para 2017.


También expuso sus dudas sobre el sistema de votación por Boleta Única Electrónica (BUE) y se inclinó por la boleta única papel, tal como se aplica en la provincia de Santa Fe.

-¿Qué cree que va a pasar con la Reforma Electoral, que probablemente la modifique el Senado?

-El problema de esta reforma tan promocionada es que termine no pasando nada. Los cambios al voto electrónico son complejos y de difícil implementación. Hubiera sido mejor aprobar una boleta única de papel que resolvería los problemas principales, sobre todo en provincia de Buenos Aires, con menos costos y de fácil puesta en práctica.

-¿Qué opina de la Boleta Electrónica, habida cuenta de las dudas y rechazos que expusieron expertos informáticos?

-Tengo demasiadas reservas respecto de las pocas garantías de invulnerabilidad del sistema. Por eso creemos que era mejor la boleta única papel provista por el Estado para todos los partidos. Otro problema es que al no poder implementarse en todo el país, se determine de manera discrecional dónde.


Alto endeudamiento


-¿Qué opina sobre el nivel de endeudamiento que asumieron la Nación y también varias provincias? ¿Es peligroso para el país?

-El nivel de endeudamiento es demasiado alto. Pero lo más problemático no es la cantidad, sino la falta de claridad respecto del destino y la falta de constitución de la comisión de seguimiento que se creó en su oportunidad del debate por la ley de acuerdo con los holdouts.

-¿Qué queda pendiente en la agenda de Diputados hasta el 30 de noviembre?

-Para mí habría muchísimos temas pendientes que ni siquiera se han tratado. Si bien hemos tenido un intenso trabajo durante el año, seguimos haciéndolo a instancias del Poder Ejecutivo y hay muchos proyectos que siguen durmiendo en las comisiones. Un tema pendiente y preocupante es la extinción del dominio de bienes usados o producto de la corrupción. Está trabado en Senado y habría que observar cualquier modificación que desnaturalice el objetivo.

-¿Qué va a hacer la oposición con Ganancias?

-La situación es insostenible. El gobierno no cumple con las promesas que hizo en campaña y a comienzos de este año. Es urgente tratar esto en el Congreso y varios bloques estaremos impulsando los cambios necesarios para que este impuesto deje de afectar el ingreso de trabajadores y jubilados.

-¿Está de acuerdo con la Ley de Emergencia Social? ¿Cómo se financiaría?

-Este proyecto pone el tema en la discusión y eso es lo que importa. Hay que atender la situación de quienes viven en emergencia. La financiación con impuesto a grandes rentas y el juego.

-¿Cómo tomó el triunfo de Donald Trump en Estados Unidos?

-No me gusta nada de lo que hace y dice, pero es lo que eligió el pueblo de ese país. Hay que analizar seriamente, no a los candidatos, sino por qué la gente vota a estas personas, por qué existe un sentimiento de intolerancia y sectarismo tan incorporado en muchos sectores sociales, no sólo en Estados Unidos.

-Días atrás dijo que lo más grave de la corrupción es la impunidad ¿Confía en que se terminará?

-Es difícil. Hay que trabajar mucho en mecanismos de prevención y sanción. Confío en que los hechos de corrupción del gobierno anterior que se están investigando llegarán a tener sanción, porque los delitos existen y están suficientemente probados.

-También señaló que está políticamente más cerca de Massa que de Macri. ¿Qué debería hacer el líder del Frente Renovador para que el GEN confluya en una alianza electoral en 2017?

-No estamos pensando en alianzas electorales por ahora. Y no debemos decir qué tiene que hacer Massa. Nosotros discutiremos cuando llegue el momento sobre una política de acuerdos para llevar adelante las ideas del progresismo con gente honesta.